Cuidado con los PATINILLOS para paso de instalaciones

Cuidado con los PATINILLOS para paso de instalaciones
  • Autor de la entrada:

Cobra especial importancia el correcto estudio de los lugares por donde deben transcurrir las diferentes instalaciones en un edificio, destacando el dimensionado de los patinillos verticales que se generan para albergarlas. Hay varios factores que hay que tener en cuenta a la hora de definir estos patinillos para no tener problemas posteriores, como son:

  • La DIMENSIÓN suficiente para albergar todas las instalaciones, incluidos sus sistemas de sujeción, aislamientos, y separaciones y holguras necesarias. Evitar que en obra los patinillos sean mayores de lo previsto, comprometiendo las dimensiones de los espacios en los que se ubican.
  • La compartimentación para mantener la RESISTENCIA AL FUEGO.
  • Los sistemas para evitar molestias por RUIDOS, y el AISLAMIENTO TÉRMICO en caso de que estén conectados con el exterior o espacios no aclimatados.
  • Los sistemas de ventilación que puedan generar corrientes que conlleven problemas de OLORES provenientes de aseos o cocinas.

DIMENSIONES DE PATINILLOS PARA INSTALACIONES

Tener en cuenta no solo la sección de la propia instalación (conducto de ventilación, bajantes, colectores…) si no también sus aislamientos (coquillas, paneles acústicos…), revestimientos de protección al fuego, elementos de sujeción, las holguras para que no rocen entre ellos y con los elementos constructivos que atraviesan, y los cruces o cambios de proyección vertical que requieren ensanchamientos importantes para acometer embocaduras con los radios de curvatura necesarios para que no deformen su sección.

PROTECCIÓN FRENTE AL FUEGO EN PATINILLOS

Los patinillos, cámaras, falsos techos… que pertenezcan a un sector de incendio deben mantener la misma compartimentación que la del sector que los acoge, salvo que estén compartimentados respecto a dicho espacio y sus registros de instalaciones tengan al menos la mitad de la resistencia al fuego exigida a la compartimentación. En este último caso deben evitarse elementos que atraviesen la compartimentación del falso techo o patinillo como son luminarias empotradas, aberturas, etc.

Buen criterio general: No mezclar instalaciones de distintos sectores de incendios en el mismo patinillo. En caso de hacerlo deben sectorizarse subcámaras en el interior del patinillo y/o respetar las mismas condiciones generales que se indican a continuación.

Cuando las instalaciones atraviesen la sectorización, esta debe mantener la resistencia al fuego mediante:

  • Elementos pasantes que aporten al menos la misma resistencia al fuego que la sectorización, como por ejemplo conductos de ventilación EI,  o patinillos sectorizados y compartimentados con la resistencia al fuego exigida.
  • Elementos que en caso de incendio obturen automáticamente, en el punto de paso de un sector a otro, el paso por la sectorización garantizando la resistencia al fuego de la compartimentación. Por ejemplo compuertas cortafuegos o dispositivos intumescentes.

Con las siguientes flexibilizaciones:

  • Cuando el paso de las instalaciones en su conjunto no requieren un hueco mayor a 50 cm2 (7×7 cm o circulo de 8 cm de diámetro), sumando todos los huecos separados menos de 3m.
  • Cuando la instalación pase, incluso atravesando un hueco mayor a 50 cm2, a un patinillo compartimentado con la resistencia al fuego que le corresponda y al menos la mitad en sus registros para instalaciones.
  • Desagüe de inodoros de viviendas que atraviesan un forjado hasta el techo de otra vivienda inferior del mismo sector, o conexiones a bajantes que entran en los patinillos verticales comunes de bajantes.

En la última versión del CTE-SI (2019), ya no existe la limitación de longitud máxima de 3 plantas o 10 m verticales para las cámaras no estancas con baja calidad de reacción al fuego. Esta parte se integra en el apartado de compartimentación de cámaras de fachadas ventiladas.

En viviendas los más comunes son:

  • Los conductos de salida de humos del garaje, vestíbulo de independencia o escaleras protegidas, que puedan atravesar el sector residencial vivienda para evacuar por cubierta. Deben tener una resistencia al fuego EI-120. Pueden estar dentro de un patinillo con dicha resistencia al fuego, o que el propio conducto sea EI-120. Se recuerda que estos conductos no pueden tener compuertas cortafuegos. Tener en cuenta sus espesores ya que la capa que los protege del fuego puede tener de 5 a 10 cm en todo el perímetro del conducto según el sistema. Hay conductos de silicato cálcico, o conductos sándwich de chapa y aisalmiento. O revestimientos de conductos como paneles de lana de roca o placas de yeso laminado especiales resistencia al fuego.
  • Los conductos de ventilación de trasteros o cualquier otro cuarto de riesgo especial, cuando atraviesen la sectorización pasando al sector residencial vivienda. Se puede resolver con compuertas cortafuegos con Marcado CE s/ Norma UNE-EN 15650.
  • Las bajantes de aguas del sector residencial vivienda que atraviesan el forjado sectorizador EI-120 techo del garaje. Normalmente se resuelve con collarines metálicos con elemento intumescente que estrangula y obtura la bajante en caso de incendio. Si la holgura es excesiva hay que aplicar un sellado con masilla intumescente como Promaseal.
  • Otras instalaciones que puedan discurrir por algún cuarto de riesgo especial, o por el garaje que entren en el sector viviendas, como pueden ser un conjunto de cables y tuberías que superen una sección de 50 cm2 en el conjunto de todas las que estén separadas menos de 3 m. Pueden compartimentarse en el sector vivienda mediante falsos techos con resistencia al fuego EI-120 mediante placas de yeso laminado por ejemplo 2 placas de 25 mm especiales tipo Foc (o 4 placas de 15 mm). O ubicarse dentro de un conducto de paneles EI-120 de silicatos.

Todos estos productos deben llevar su documentación que acredite alcanzan estas características mediante el Marcado CE cuando sea obligatorio, y cuando no lo sea, bien el Marcado CE voluntario, o el informe de clasificación por laboratorio de cualquier Estado de la UE acreditado por el organismo de cada país. En España ENAC, otros Estados consultar aquí.

PROTECCIÓN FRENTE AL RUIDO DE PATINILLOS

El CTE define el nivel mínimo de aislamiento: Respecto a los recintos de instalaciones, cuando no compartan puertas ni ventanas, debe existir un aislamiento a ruido aéreo  DnT,A de al menos 45 dBA en los recintos habitables (cocinas, aseos…), y de 55 dBA en los recintos protegidos (dormitorios, salones…). Para ruido de impacto el límite es ≤60 dB.

Las Ley del Ruido y las Ordenanzas Municipales definen el límite de nivel sonoro que pueden transmitir las instalaciones a los recintos colindantes. Por ejemplo, en Madrid los recintos de instalaciones no pueden transmitir a un dormitorio más de 25 dB de noche (30 dB una vez aplicados los 5 dB de tolerancia en el ensayo de evaluación).

Además, las instalaciones mecánicas (principalmente los conductos de ventilación o aire acondicionado, y las tuberías de evacuación de aguas) que discurran por patinillos o sobre falsos techos de cualquier recinto habitable o protegido deberán limitar los ruidos de motor, impacto o vibraciones que puedan transmitirles, mediante las siguientes medidas básicas:

  • Estar separadas dejando una holgura entre ellas y otros elementos constructivos de al menos 20 mm, mediante la disposición de abrazaderas isofónicas u otros elementos antivibratorios, y sellar las holguras que comuniquen con recintos exteriores a la unidad de uso (por ejemplo otra vivienda o zona común) mediante espuma elástica que evite el paso del ruido aéreo y vibraciones.

  • En los techos de los cuartos húmedos sobre los que transcurran tuberías de evacuación de aguas, colocar material absorbente en la cámara.
  • Los conductos de extracción de aire y ventilación que discurran por unidades de uso, irán revestidos con elementos constructivos con índice de absorción acústica de al menos 33 dBA, ó 45 dBA en el caso de conductos de extracción de garajes.

  • Los aislamientos del elemento constructivo que forma el patinillo y que lo separa de la estancia en el que se ubica, pueden tener fallos muy comunes en su ejecución por no ser totalmente continuos o tener deformaciones por el paso de instalaciones y entre perfiles del sistema de yeso laminado. Por ello es recomendable que vayan holgados de aislamiento acústico bien con un tabicado enyesado previo a un trasdosado de yeso laminado con lana de roca, o en caso de no tabicar, elegir un sistema de yeso laminado más generoso con al menos 70 mm de lana mineral bien colocada y al menos 37 mm de placas de yeso laminado. En el caso de conducto de ventilación del garaje, un sistema específico como pueden ser las placas de yeso laminado enriquecidas con los aislamientos correspondientes.

  • Sistemas complementarios de aislamiento acústico específicos de cada instalación como:

– Bajantes insonorizadas.

– Refuerzo del aislamiento en el codo inferior de un tramo vertical de bajante, mediante láminas especiales muticapa como las viscoelásticas, o sintéticas como el Tecsound o el Geoplom.

  • Los conductos de aire forzado deben tener un silenciador en la parte justo anterior que conecta con el motor.
  • Si son instalaciones colectivas, no deben disminuir el aislamiento entre la unidad de uso (por ejemplo vivienda) y el recinto colindante.

PROBLEMAS DE OLORES POR INSTALACIONES EN PATINILLOS

Aunque el CTE permite que los conductos de ventilación vertical pueda ser único para varias viviendas de una misma vertical, colocando los diferentes sistemas antirevoco como son los conductos compartimentados por debajo dela embocadura a cada vivienda ó los sistemas antirevoco específicos del sistema de la campana de la cocina, esta solución o es nada recomendable por los siguientes motivos:

  • Al estar el conducto de extracción para renovación de aire continuamente funcionando, máxime si los sistemas de microventilación de las carpinterías no están activados, se toma aire de cualquier parte como pueden ser las campanas por mucho elemento antirevoco que tengan, atrayendo los olores de la cocina funcionando de otra vivienda conducida por el mismo conducto común de campanas. Estos olores atravesarán toda la vivienda o unida de uso desde la campana de la cocina hasta las bocas de extracción situadas en techos de baños.
  • En el mismo caso anterior, además de olores, se pueden atraer y esparcir por toda la vivienda, cualquier tipo de patógeno suspendido en el aire.
  • Además al compartir conducto, la transmisión de ruido entre viviendas distintas es directa a través de las bocas de extracción que dirigen al mismo conducto, aunque algo disminuida por la circulación forzada del aire hacia la cubierta.

Por ello es más que recomendable, que los conductos de ventilación, tanto de campanas de cocinas, como los de renovación de aire, sean individuales para cada unidad de uso o vivienda, destacando los sistemas de ventilación de doble flujo con recuperador de calor y con filtros recambiables para la mejora de la calidad del aire. Esto lleva aparejado un mayor espacio en los patinillos para albergar todos estos conductos individuales.

En tenemos un apartado clave para tener bajo control los patinillos en obra.


Deja una respuesta